Page 13 - edicion74
P. 13

Síguenos revistaIndustriayalimentos
Se prevé una demanda creciente en los próximos años, aportando  exibilidad, seguridad y protección de los trabajadores, así como mayor higiene en el proceso, menos riesgos de contaminación, repetitividad o consistencia en las tareas, efectividad y elevada producción.
ENERO-MARZO 2017
productividad, e ciencia e higiene, que el mercado y los consumidores exigen actualmente. Muchas son ya las empresas que para dar respuesta a estas exigencias han incorporado a su estructura procesos de automatización con distintos niveles de so sticación en los que los robots tienen una presencia determinante. La integración de diferentes niveles de automatización en la cadena de valor asegura
en muchos casos la competitividad de forma duradera y
los robots proporcionan a la industria alimentaria ventajas decisivas relacionadas con la producción, el embalaje, el almacenamiento y la logística, a la vez que trabajan de forma  able, precisa y rápida incluso en condiciones de trabajo difíciles.
La elevada necesidad de mano de obra, no siempre disponible en muchos países, así como la in uencia y repercusión de la misma sobre parámetros de calidad, inocuidad e higiene, son aspectos que se deben tener en cuenta para valorar la posible automatización mediante robótica de procesos alimentarios. Adicionalmente, la robótica proporciona una optimización de los procesos de producción que favorece los costes y el incremento de control frente al deseo y la necesidad de producir más y con menos fallos.
La baja tasa de errores de los mecanismos automatizados, además de la capacidad de repetir de forma exacta los procesos establecidos, son factores de gran ayuda para garantizar la salubridad y los parámetros estándar de calidad en productos alimenticios. Otro de los puntos para los cuales la automatización robótica resulta recomendable es la continuidad de los procesos de producción, cuyas líneas a menudo sólo se detienen para paradas técnicas de limpieza, desinfección o ajustes.
Aunque la adopción de esta tecnología ha sido un proceso lento, hoy es ya una realidad incuestionable en muchas industrias del sector y se prevé una demanda creciente
en los próximos años, aportando  exibilidad, seguridad y protección de los trabajadores frente a ambientes hostiles y trabajos desagradables, así como mayor higiene en el
inversión aceptable, no deben perderse de vista los bene cios derivados, algunos de los cuales se resumen en la Tabla No. 1.
Tabla No. 1: Bene cios de la Automatización Robótica en la Industria Alimentaria
• E ciencia: En muchos casos, prescindir de la mano de obra por un equipo automatizado puede traer un aumento de la e ciencia en el proceso productivo.
• Reducción de error humano: Reducir el error humano, especialmente en las fases iniciales de producción, puede prevenir que la cadena de errores se reproduzca más adelante.
• Seguridad: La seguridad de las personas que trabajan en las plantas es clave, no solo para la empresa sino también de cara a mantener al personal contento y reducir la rotación del mismo.
• Extensión de capacidades: Nuevos formatos y productos que la mano de obra humana no es capaz de producir.
• Calidad y consistencia: Los robots no sufren en ambientes como el frío extremo y por tanto pueden realizar funciones que el ser humano tiene mayor di cultad en ejecutar. Además, la acción repetitiva permite que se obtenga siempre el mismo resultado, dando al producto una consistencia de 100%.
• Inocuidad: Ante la preocupación de enfermedades alimenticias y los incidentes de contaminación, la robótica elimina del contacto y manipulación por parte del ser humano.
TECNOLOGÍAS UTILIZADAS
Algunos ejemplos de desarrollos tecnológicos recientes en robótica aplicados a la industria alimentaria pueden ayudar a tener una imagen más precisa de hasta dónde puede llegar la presencia de robots en este sector. Entre ellos destacan los siguientes:
1. Visión Arti cial: La visión arti cial es una de las tecnologías que más pueden aportar a la industria alimentaria en procesos de control de calidad, tanto para la identi cación de defectos, como para el control del tamaño de piezas y raciones. Un ejemplo de la utilización de robots con sistemas de visión arti cial incorporados se puede encontrar en el sector harinero donde se está usando la visión arti cial para determinar la calidad tecnológica del grano de trigo. Con un sistema económico y sencillo, es posible conocer el contenido de proteínas, calidad de la harina, humedad, grado de contaminación o uni cación del grano, entre otros parámetros. Para ello, el sistema identi ca las interacciones entre las características morfológicas del grano (como color, textura o geometría) y toma en consideración los indicadores de calidad.
ÍNDICE
11
proceso, menos riesgos de contaminación
de los productos al eliminar el contacto humano, repetitividad o consistencia en las tareas, efectividad y elevada producción. Aunque a menudo la inversión de equipos automatizados parece demasiado alta para compensar y proporcionar un retorno sobre la


































































































   11   12   13   14   15