Page 31 - edicion78
P. 31

 Síguenos revistaIndustriayalimentos
ENERO-MARZO 2018
e internas que, en un primer nivel, se mani esta potenciando la fagocitosis (fenómeno por el que los macrófagos llevan
a cabo el secuestro y destrucción de sustancias extrañas, incluidas las células tumorales). Los betaglucanos, como grupo de compuestos naturales biológicamente activos, conocidos como modi cadores de la respuesta biológica, podrían ser el inmunomodulador natural más relevante entre todos los descubiertos hasta la fecha. En la Tabla No. 1 se resumen los principales bene cios reconocidos para estos compuestos.
Tabla No. 1: Bene cos de los betaglucanos
• Regulan los niveles de glucosa y colesterol en sangre, reduciendo riesgos de enfermedad coronaria y diabetes.
• Tienen un efecto inmunomodulador, lo que quizá sea su principal efecto medicinal sobre el organismo.
• Ejercen un efecto antioxidante, contribuyendo a la reducción de la formación de radicales libres en las membranas celulares.
• Ayudan a rehacer la generación de nuevas células sanguíneas cuando su producción se ha trastocado a causa de la quimioterapia o la radioterapia en tratamientos contra el cáncer.
• Aceleran la cicatrización de heridas y quemaduras. Combinando los betaglucanos con colágeno se logra un recubrimiento
para las quemaduras de primer y segundo grado que da buen resultado.
• A nivel intestinal, ejercen una triple acción: previenen el estreñimiento al aumentar el peristaltismo, fomentan la población de bacterias bene ciosas (efecto prebiótico) y reducen el riesgo de cáncer de colon.
• Poseen actividad antitumoral en una amplia variedad de modalidades, particularmente en los de mama, pulmón, estómago y colon.
• Previenen la oncogénesis (formación de tumores malignos) desplegando mecanismos de protección contra potentes agentes carcinógenos encerrados en factores genéticos del propio organismo.
INGESTA DIARIA RECOMENDADA
Son muchas las entidades que han reconocido los bene cios de los betaglucanos en la salud, particularmente su papel en la disminución del riesgo coronario (que se incrementa con el colesterol elevado o con la presencia de diabetes).Entre ellas, además de diversas Universidades y Centros de Investigación, se mencionan la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), el Departamento de Salud de Canadá (Health Canada), la Agencia de Normas Alimentarias de Australia y Nueva Zelanda (Food Standards Australia New Zealand) y el Ministerio de Salud de Malasia (Ministry of Health Malaysia).
En el caso del mantenimiento o la disminución del colesterol, la EFSA, por ejemplo, exige a los fabricantes que quieran una declaración de salud, que el producto contenga un mínimo
de un gramo de beta-glucanos provenientes de los cereales mencionados. Además, se deberá indicar a los consumidores que el efecto se logra si se consume a diario un mínimo de 3 gramos de beta-glucanos, repartidos en distintos momentos del día y a través del consumo de una variedad de alimentos que contengan avena, en forma de salvado, hojuelas, pan, tostadas, muesli con hojuelas de avena y galletas o barritas de avena, o a través de las otras fuentes mencionadas. Para informar sobre bene cios relacionados con la disminución en las elevaciones de la glucosa sanguínea (algo de especial interés en personas con diabetes o con riesgo de padecerla, como las personas con obesidad), el alimento debe contener un mínimo de 4 gramos de beta-glucanos de avena o de cebada por cada 30 gramos de carbohidratos.
Consumir 3 gramos diarios de betaglucanos (que equivalen más o menos a 75 gramos de hojuelas de avena y 40 de salvado) parece ser una posología con altas probabilidades de reducir los niveles plasmáticos del colesterol total y de “colesterol malo” (lipoproteínas de baja densidad o LDL) en un 5-10 %, respectivamente, en el plazo de unas semanas. En personas con diabetes o con riesgo de padecerla, como los obesos, se recomienda pautar una aportación diaria
de 4 gramos de betaglucanos, preferentemente de avena, por cada 30 gramos de hidratos de carbono ingeridos. Tal cantidad puede alcanzarse a base de 2-4 porciones diarias de productos elaborados con este cereal (como cereales para desayuno, panes especiales o galletas). En el caso
de diabéticos no insulino-dependientes, es especialmente bene cioso tomarlos en el desayuno, pues es el momento idóneo para contribuir a nivelar la tasa de glucosa en sangre.
Bibliografía
Aparicio Vizuete, A. y Ortega Anta, R.M.; Efectos del consumo del beta- glucano de la avena sobre el colesterol sanguíneo: una revisión. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, Vol. 20, No. 2; 2016 http:// dx.doi.org/10.14306/renhyd.20.2.183
Muro, A. F.; Betaglucanos: Estimuladoresnaturales del sistema inmune . D Salud, Revista Mensual de Salud y Medicina https://www.dsalud.com/ reportaje/betaglucanos-estimuladores-naturales-del-sistema-inmune/
Singh R, De S, Belkheir A. Avena sativa (Oat), a potential neutraceutical and therapeutic agent: an overview. Crit Rev Food Sci Nutr. 2013; 53(2): 126- 44. doi: 10.1080/10408398.2010.526725
Zhu X, Sun X, Wang M, Zhang C, Cao Y, Mo G, Liang J and Zhu S, Quantitative assessment of the effects of beta-glucan consumption on serum lipid pro le and glucose level in hypercholesterolemic subjects, Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases, April 29th 2015
María Eugenia Beltrán, Gerente Técnico, Nutricereales plus, Ltd. Ingeniera en Alimentos, MS Nutrición, Unversidad de Guadalajara, México.
ÍNDICE
29






































































   29   30   31   32   33