Page 29 - edicion77
P. 29

Síguenos revistaIndustriayalimentos
La única  bra que tiene efectos en la disminución del
colesterol y de LDL es la  bra soluble...
El corazón bombea la sangre por el cuerpo haciendo uso de presión mediante la contracción o sístole y la relajación o diástole. Una medida normal para la presión sistólica es 120 mm Hg y para la diastólica 80 mm Hg. Lecturas superiores se consideran hipertensión, enfermedad que engrosará
las arterias, endureciendo o disminuyendo el diámetro de las mismas y evitando el correcto  ujo sanguíneo. Aunque su etiología es desconocida en el 95% de los casos, se ha
comprobado que la edad, el tabaquismo, el sobre peso, la obesidad, alteraciones de glucosa y el sedentarismo, entre otros, son factores que desencadenan enfermedades cardiovasculares.
La Sociedad Americana del Corazón señala que, entre los 40 y 59 años, el 40% de los hombres y el 34% de las mujeres padecen de alguna enfermedad cardiovascular; la estadística puede llegar a duplicarse a partir de los 60 años. En Guatemala, según datos del Sistema de Información Gerencial de Salud –SIGSA- se reconoce un incremento de hipertensión arterial del 74% entre los años 2008 a 20015. Aunque la mortalidad por hipertensión de manera general ha disminuido, es importante resaltar que la mortalidad por enfermedad cerebro-vascular ha aumentado
en un 90%, mientras que la mortalidad por infarto agudo al miocardio ha tenido un incremento del 63% a nivel nacional.
Al ver estas cifras alarmantes de enfermedades cardiovasculares surge la pregunta, ¿qué hacer para mejorar la salud del corazón? Muchas de las recomendaciones se
dirigen reducir el consumo de alimentos con grasa saturada, azúcares y sal, conjuntamente con el aumento de la actividad física. Aunque aparentemente la respuesta es simple, se requiere de mucho esfuerzo para el cambio de hábitos
ÍNDICE
JULIO-SEPTIEMBRE 2017
necesario para cumplir con el objetivo, por lo
que los consumidores cada vez buscan más productos que los ayuden en este propósito.
EVIDENCIA Y SOLUCIONES
Está cientí camente comprobado que los elevados niveles de colesterol, especí camente de lipoproteínas de baja densidad -LDL, pueden conducir a la formación de placa arterial, lo cual endurece y estrecha las arterias. Esta condición eleva
la presión y contribuye de forma directa al desarrollo de isquemia ( ujo sanguíneo reducido al corazón) o coágulos potencialmente mortales. Cabe resaltar que la misma
placa se puede desprender de las arterias mayores y tapar otras de menor tamaño, impidiendo el  ujo sanguíneo y desencadenando otras enfermedades cardiovasculares, por lo cual reducir los niveles de LDL es fundamental para poder prevenir las enfermedades cardiovasculares.
Tomando en cuenta que la modi cación de la dieta es esencial para la reducción de los niveles séricos de LDL y de colesterol total, cada vez es más común observar alimentos funcionales en el mercado, tales como alimentos bajos
en grasa saturada, altos en  bra, con esteroles vegetales
o con ácidos grasos omega 3, los cuales tienen efectos hipocolesterolemiantes o hipotrigliceridemiantes en promedio de un 10%. De otros alimentos como el ajo, la proteína, la lecitina de soya, los betaglucanos y fructanos, los cuales en su momento se consideraron poderosos hipocolesterolemiantes, la evidencia reciente es controversial.
FIBRA
Según el comportamiento físico en el agua, la  bra se divide en insoluble e insoluble. La  bra insoluble (celulosa, lignina y algunas hemicelulosas), se encuentra en cereales integrales, mientras que la  bra soluble (gomas, mucìlagos y pectinas) está presente en legumbres, frutas y verduras, y los betaglucanos, otro tipo de  bra soluble, están presentes en avena, cebada y algunas levaduras. Un tipo particular
de  bra es el Psyllium, utilizado como laxante y como reductor del colesterol. Entre la  bra soluble también se incluyen los polisacáridos de cadena corta no digeribles
o fructooligosacáridos o fructanos, que son la inulina y la oligofrutosa.
Aunque se ha comprobado que poblaciones con alta ingesta de  bra dietética tienen en general menos concentraciones de lípidos circulantes, disminuyendo así el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, es necesario anotar que la
27


































































































   27   28   29   30   31