Page 30 - edicion77
P. 30

la última palabra
NUTRICIÓN Y SALUD
28
www.revistaindustriayalimentos.com
única  bra que tiene efectos en la disminución del colesterol y de LDL es la  bra soluble. Estos carbohidratos complejos indigeribles unen el agua para retardar el movimiento de los alimentos a través del intestino delgado y, como resultado, reducen la velocidad de absorción de la glucosa. Entre los más poderosos de estos incluyen sustancias como b-glucano de fuentes tales como hongos, levadura, cebada y avena.
La  bra soluble también se une a la bilis, el emulsionante de grasa liberado en el intestino delgado durante la digestión a través de la vesícula biliar. Esto previene la reabsorción de la bilis y forza al hígado a secuestrar más colesterol de la sangre para reemplazar la bilis perdida, sin afectar la concentración sérica de HDL. El hígado convierte el colesterol en bilis y lo almacena en la vesícula biliar, completando el ciclo. Cuando la  bra soluble alcanza el colon, sirve como fuente de alimento prebiótico para las bacterias probióticas saludables.
En personas que padecen de hipercolesterolemia, la reducción de colesterol depende mucho de la dieta y del tipo de  bra ingerido; por ejemplo la reducción de colesterol LDL será distinta si se consume pectina a que si consume Psyllium. Cereales de desayuno como Bran Buds y HeartWise han añadido Psyllium para aumentar el nivel de  bra soluble dentro de la comida, en lugar de tomar un suplemento separado de alimentos. Fibras con función prebiótica, como la inulina y la oligofructosa, son ampliamente utilizados en la formulación de yogures, jugos y suplementos dietéticos.
La inulina es otro potente prebiótico, un polisacárido que actúa como almacenamiento de energía para las plantas. Se origina particularmente de achicoria y otros miembros de la familia del diente de león, tales como las alcachofas de Jerusalén. También es un polisacárido importante
en alcachofas, bananos, agave, jícama y otras plantas y tubérculos con almidón. La inulina es conocida por estimular la producción de ácidos grasos de cadena corta, que
puede afectar el metabolismo del colesterol. Existen otros prebióticos que incluyen compuestos naturales como fructo- oligosacáridos (FOS) y Manano-oligosacáridos (MOS). Los galacto-oligosacáridos (GOS) son un grupo de ingredientes enzimáticamente derivados que también presentan acción prebiótica. Ingredientes prebióticos pueden y están siendo incorporados en una variedad de alimentos, ciertas bebidas y suplementos dietéticos.
Importante mencionar que todas las  bras solubles no son iguales, y su rol en la prevención de la placa aterosclerótica puede ser compleja. Fibras solubles especí cas están bajo
investigación por su capacidad de alterar la microbiota intestinal, la comunidad de microorganismos que componen la bacteria intestinal saludable.
PROBIÓTICOS
Según la OMS, los probióticos, las bacterias sanas que crecen en el tracto digestivo, son “microorganismos que cuando se administran en cantidades adecuadas con eren al an trión un bene cio saludable”. La Royal Society
of Chemistry expone que los cambios en la microbiota intestinal pueden ser útiles como pro laxis o tratamiento de enfermedades. Nuevas investigaciones sugieren que incluso las enfermedades cardiacas pueden estar ligadas a la microbiota intestinal.
Los bene cios cardiovasculares de los probióticos pueden resultar de la destreza de ciertas cepas para reducir los niveles de LDL por medio de la reestructuración de las
sales biliares como la sal biliar hidrolasa -BSH-, haciendo más susceptible la degradación de los ácidos biliares. Se cree que este mecanismo es una defensa al exponer al organismo a un ambiente fuerte y rico en bilis, por lo que se sigue investigando ampliamente. El consumo de yogures funcionales con agregados de probióticos de BSH ha demostrado reducciones del LDL en 9-12%. Otras cepas de probióticos son estudiadas para su utilización en el control de la hipertensión arterial y la obesidad, una de las causas más comunes de la enfermedad cardiaca.
Se debe tomar en cuenta que para que los probióticos añadidos a los alimentos sean e caces deben ser resistentes a procesos de fabricación, tales como temperatura,
presión, pH e incluso el proceso de digestión. Por ello también se debe considerar en su producción el efecto
de factores como el ácido clorhídrico, acido gástrico, enzimas, proteínas y bilis, además de que deben poder multiplicarse en el tracto gastrointestinal. Un probiótico utilizado por la industria de alimentos es Bacillus coagulans GBI-30, 6086, el cual es añadido a una gran variedad de alimentos y bebidas funcionales cumpliendo con todos los requerimientos de supervivencia y multiplicación anteriormente descritos. La fermentación
de leche mediante Lactobacillus helveticus también tiene claros, e caces y mantenidos efectos antihipertensivos demostrados al inhibir la enzima convertidora de angiotensina por medio de la producción de péptidos bioactivos como la isoleucil-propil-prolina y valina-propil- prolina.


































































































   28   29   30   31   32