Page 12 - REVISTA INDUSTRIA Y ALIMENTOS 80
P. 12

 10
www.revistaindustriayalimentos.com
ÍNDICE
la última palabra
una buena técnica y, por lo general, lleva mucho tiempo presentar los resultados. Los inmunoensayos enzimáticos son precisos, pero pueden producir resultados falsos positivos en ciertas circunstancias y requieren experiencia en laboratorio microbiológico. PCR es muy rápida y precisa, pero no conserva un aislado para que los científicos analicen aún más las propiedades patogénicas.
La identificación de los patógenos responsables de la contaminación transmitida por alimentos es crucial para determinar oportunamente el tratamiento de las víctimas del brote y ayudar a los funcionarios de salud pública a decidir qué herramientas son necesarias para identificar la causa del brote y prevenir una recurrencia. Los métodos rápidos, como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), que pueden amplificar con rapidez y precisión el ADN de un patógeno y facilitar la detección específica, son herramientas poderosas en los esfuerzos por mantener un suministro de alimentos inocuo.
Recientemente, científicos mostraron que los ensayos de PCR en tiempo real para STEC y E. coli O157: H7 podían detectar E. coli O121, O26 y O157: H7 en muestras de
25 g de harina a niveles que satisfacían los requisitos de validación del método AOAC. Los resultados del estudio demostraron que la PCR en tiempo real podría detectar stx, eae y el serotipo de E. coli apropiado (O121, O26 u O157: H7) sin diferencia estadística del método de cultivo celular en el Manual Analítico Bacteriológico Bacteriological (BAM) de la FDA.
Agencias como la Organización Mundial de la Salud y
el CDC han declarado en repetidas ocasiones que los registros históricos de intoxicación alimentaria representan un porcentaje muy pequeño de los incidentes reales que ocurren cada año en todo el mundo. Muchos de los patógenos alimentarios más comunes en la actualidad, como Listeria monocytogenes, E. coli O157: H7 o Campylobacter jejuni, se desconocían hace 30 años, por
lo que no resulta extraño que surjan nuevos patógenos. Aún no está claro si las fuentes de contaminación inusuales surgen del aumento de la vigilancia y las pruebas de inocuidad alimentaria, o de un suministro de alimentos cada vez más interdependiente y globalmente complejo. No importa el motivo, los productores de alimentos, procesadores, fabricantes, distribuidores y minoristas deben
ACTUALIDAD
mantener la guardia alta, utilizando la combinación óptima de estrategias y herramientas para proteger al público y defenderse de los patógenos de los alimentos.
REFERENCIAS
Food Poisoning and Food Contamination https://www.healthychildren.org/ English/health-issues/conditions/abdominal/Pages/Food-Poisoning-and- Food-Contamination.aspx
FDA Investigated Multistate Outbreak of Shiga toxin-producing E. coli Infections Linked to Flour
https://www.fda.gov/Food/RecallsOutbreaksEmergencies/Outbreaks/ ucm504192.htm
Pathogenic Escherichia coli https://www.sciencedirect.com/topics/ immunology-and-microbiology/pathogenic-escherichia-coli
A review of Listeria monocytogenes: An update on outbreaks, virulence, dose- response, ecology, and risk assessments https://www.sciencedirect.com/ science/article/pii/S0956713516306892
Rapid methods for the detection of foodborne bacterial pathogens: principles, applications, advantages and limitations https://www.ncbi.nlm.nih.gov/ pmc/articles/PMC4290631/
María Andrea Ramírez, Gerente Técnico, Laboratorio de Control Central, Santiago de Chile; Química Bióloga, MS. Microbiología, Universidad de los Andes, Chile.














































































   10   11   12   13   14