Page 12 - edicion75
P. 12

10
www.revistaindustriayalimentos.com
Al estudiar los genes de seres humanos y su interacción con los nutrientes de los alimentos, es posible mejorar la salud y prevenir enfermedades transmitidas por alimentos mediante un régimen dietético basado en ADN. De esta manera, la genómica nos permite “comer para quienes somos”, en lugar de “ser lo que comemos”. La ciencia que estudia los efectos de los nutrientes de los alimentos en los genes y cómo estos cambios afectan el metabolismo se conoce como nutrigenómica. De esta manera, la nutrigenómica estudia los cambios en la expresión de un gen como efecto de la ingesta de cada alimento en cada organismo en particular. Como consecuencia, la alimentación del ser humano mejorará con los “alimentos nutrigenómicos”, alimentos desarrollados a partir de la información obtenida por estudios de genómica que permitan reemplazar alimentos tradicionales por alimentos menos nocivos para el ser humano. De esta manera es posible combatir retos mundiales de seguridad alimentaria, cuidado de la salud y la energética entre otros.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) destacó la importancia de la genómica en alimentos como un motor de la innovación y el crecimiento económico. Países participantes (Francia, Canadá, Estados Unidos, México, Suiza, Colombia, Malasia y Japón, entre otros) han presentado impactos positivos de esta disciplina
en la producción de plantas, cereales, carne, leche y
pescado. Las investigaciones en genómica han destacado
la importancia de identi car las variaciones en la secuencia del ADN de las plantas y animales que se asocian a rasgos que in uyen en la cantidad y calidad de los alimentos, la in uencia del genoma humano en el aprovechamiento de
los alimentos, el contenido graso del cuerpo humano, el riesgo para padecer obesidad y diabetes que, en combinación con la dieta y la actividad física, de nen la aparición de enfermedades crónicas que afectan a una gran parte de la población mundial y en permitir la identi cación de genes que se asocian a una mejor tolerancia a sequías, inundaciones y plagas que afectan negativamente los cultivos. De esta manera, se lograría reducir el uso de pesticidas e incrementar la producción de cultivos por hectárea.
EL PROGRAMA GENOME TRAKR DE LA FDA
La combinación de secuencias de ADN con bioinformática (análisis de los datos de secuencia de ADN),
La llamada Secuencia de Próxima Generación o Next Generation Sequencing (NGS) combinada con bioinformática (análisis de los datos de secuencia de ADN), es hoy día
la tecnología más novedosa automatizada para obtener secuencias de ADN y es la base del Programa de la FDA conocido como Genome Trakr. La bioinformática permite combinar las matemáticas, estadísticas, ciencias de la computación y biología para analizar grandes bases
de datos producidos por NGS. El programa se basa en
la obtención de la secuencia del genoma completo de patógenos recolectados de brotes de epidemias causadas por alimentos, productos alimenticios contaminados y
de fuentes ambientales. Las secuencias de genomas son archivadas en la base de datos GenomeTrakr para poder ser utilizados comparativamente para determinar la fuente de contaminación de un brote presente o futuro, para comprender mejor las condiciones ambientales asociadas a la contaminación de productos agrícolas y para fomentar el desarrollo de métodos más rápidos y cultivar exámenes independientes.
La información genómica de patógenos derivados de alimentos permite a los o ciales de salud pública de la FDA identi car y comprender brotes de enfermedades derivadas de los alimentos. A través de dicha información se puede determinar qué enfermedades está asociados a brotes y cuáles no; además permite: determinar cuál es el ingrediente responsable de causar un brote de enfermedad, identi car
el origen geográ co de los ingredientes contaminados, diferenciar fuentes de contaminación de brotes, vincular enfermedades y brotes a las instalaciones de procesamiento de origen previo a la identi cación del vector alimenticio, vincular pequeñas cantidades de enfermedades a un brote e identi car rutas de contaminación poco probables.
En otro orden, es importante mencionar que la terminología y nomenclatura de la genómica todavía no está totalmente madura. La cantidad de signi cados vagos, referencias cruzadas y acrónimos pueden en ocasiones ser frustrantes, pero no hay que temer ya que conforme se lean y discutan los términos se harán más claros. En cualquier caso, así como la genómica de alimentos presenta grandes oportunidades en la variedad de campos mencionados, debido a que es una disciplina  oreciente, también presenta retos y mucho trabajo por realizar.
Bibliografía
Introducing a New Column: Food Genomics. By Gregory Siragusa, Douglas Marshall.
Whole Genome Sequencing: Af rmative Or Adverse Outcomes For Food Safety Management?
ACTUALIDAD


































































































   10   11   12   13   14