Page 35 - edicion75
P. 35

Síguenos revistaIndustriayalimentos
ABRIL-JUNIO 2017
en sangre. Existen otros factores que también contribuyen
a la calidad nutricional y todos deben ser considerados al determinar qué tan saludable es un alimento o dieta. Muchas opciones de alimentos saludables pueden tener un IG superior que sus contrapartes menos nutritivas.
CARBOHIDRATOS ESPECIALES EN SUSTITUCIÓN DE CARBOHIDRATOS CON ELEVADO GI
Los azúcares alcoholes o polioles como lactitol, xilitol, isomalt, erytritol, sorbitol, manitol y maltitol producen efecto glucémico bajo, al igual que los azúcares de bajo IG fructosa e isomaltulosa y  bras dietéticas como oligofructosa, inulina, polidextrosa, almidones resistentes y otras. Estos ingredientes pueden utilizarse para reemplazar parcial o totalmente sucrosa, glucosa y carbohidratos con IG alto como el almidón y la maltodextrina en un amplio espectro de alimentos procesados, incluyendo productos lácteos, productos de panadería, repostería y con tería.
CONCLUSIÓN
Tradicionalmente, el IG ha sido utilizado para asistir a personas con diabetes a controlar su glucosa en sangre. En años recientes, ha ganado popularidad entre la población general como una forma efectiva de monitorear la ingesta de carbohidratos.
Debido a que gran parte de la población incluye muchos alimentos que son carbohidratos o se basan en ellos, al hacer una mala selección de los mismos se corre el riesgo de incrementar de peso, padecer de obesidad y desarrollar enfermedades crónicas y degenerativas como: hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemias, enfermedades coronarias, cáncer y hasta depresión. Por ello, la evidencia cientí ca sugiere que la utilización del valor de IG para
la selección de los alimentos consumidos diariamente es bene ciosa tanto para la salud individual como para la salud pública.
Sin embargo, el concepto de Indice Glucémico no debe verse como una herramienta en la dieta sino para comparar carbohidratos y alimentos basados en carbohidratos en cuanto a sus propiedades glucémicas y como una estrategia para lograr calidad nutricional que es parte de un estilo de vida saludable.
Con la reducción en impacto glucémico de la dieta, puede observarse una inversión en la tendencia hacia enfermedades relacionadas con el estilo de vida. Una dieta baja en GI puede
jugar un papel clave en la prevención de enfermedades y condiciones relacionadas con estilos de vida, así como ayudar a mantener niveles estables de glucosa en sangre post ingesta de alimentos. En cualquier caso, se necesitan más ensayos clínicos bien controlados para establecer dicha asociación con mayor certeza.
Referencias
1. Jenkins, D. et al. Glycemic index of foods: a physiological basis for carbohydrate exchange. The American Journal of Clinical Nutrition. 1981, march; 34, pp. 636-366.
2. Foster-Powell K., Holt S., Brand-Miller, J. International table of glycemic index and glycemic load values. The American Journal of Clinical Nutrition. 2002, march; 76 pp. 5-56.
3. Lagua R. Diccionario de nutrición y dietoterapia México: Mc Graw Hill. 4. Mahan K.; Escot-Stump S. Krause food & nutrition therapy. 12th ed.
Barcelona: Evolve; 2009.
5. Escott-Sump S. Nutrición, diagnóstico y tratamiento. 5th ed. Mexico:
McGraw-Hill Inter Americana; 2005.
6. Hirsch, S. et al. Variability of glycemic an insulin response to a standard
meal, within and between healthy subjects. Nutrición Hospitalaria. 2013;
28(2), pp. 541-544.
7. Hernández, P. y col. Índice glucémico y carga glucémica de las dietas de
adultos diabéticos y no diabéticos. Nutrición Clínica. 2013; 26(1), pp.
5-13.
8. Barranco, J., Espina, G., Canela, A., Bell, M. Índices y respuestas
glucémicas e insulínicas de mezclas de arroz con leguminosas (moros).
Ciencia y Sociedad. 2004 abril-junio; 29(2) pp. 302-302.
9. Queiroz, K., Novato, S., de Cássia A. In uence of the glycemic index and glycemic load of the diet in the glycemic control of diabetic children and
teenagers. Nutrition Hospitalaria. 2012; 27(2) pp. 510-515.
10. Morales, J y col. Determinación del índice glucémico y la carga glucémica
de productos lácteos fermentados en sujetos adultos, sedentarios y
deportistas. Nutrición Hospitalaria. 2016, sept-oct; 33(5), 1095-1101. 11. Sahyoun, N. et al. Dietary glycemic index and glycemic load and the
risk of type 2 diabetes in older adults. The American Journal of Clinical
Nutrition. 2008, 87, pp. 126-131.
12. Ludwing, D., Eckel, R. The glycemic index at 20. American Journal of
Clinical Nutrition. 2002; 76(suppl.) pp. 264s-265s.
13. Padilla-Téllez, E., Ruiz, J., Rodríguez-Orozco, A. Asociación depresión-
obesidad. Salud Pública de México. 2009, julio-agosto; 51(4), pp. 275-
276.
14. Grupo académico para el estudio, la prevención y el tratamiento de la
obesidad y el síndrome metabólico de la comisión coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud, Hospitales Federales, de Referencia y Hospitales de Alta Especialidad. La obesidad y el síndrome metabólico como problema de salud pública. Salud Pública de México. 2008, noviembre-diciembre; 50(6), pp. 530-547.
15. Matos-Moreno, G. y col. Las alteraciones asociadas a la obesidad están ya presentes en los primeros años de vida: estudio colaborativo español. Nutrición Hospitalaria. 2014, octubre; 30(4), pp. 787-793.
16. Fernández, M., Miranda, J., Pérez, F. Índice glucémico y ejercicio físico. Revista Andaluza de Medicina del Deporte. 2008, diciembre; 1(3), pp. 116-114.
17. de Luis, D., Izaola, O., de la Fuente, B., Araujo, K. Respuesta glucémica
e insulinémica a dos fórmulas enterales isocalóricas en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Nutrición Hospitalaria. 2013; 28(3), pp. 600-603.
18. Theobald H. Glycemic Index: what’s the story?. Nutrition Bulletin. 2004, December; 29(4).
Luis Eduardo Villegas Cabrera, Nutricionista, MSc. Salud Pública, Universidad de San Carlos de Guatemala; Estudios en Seguridad Alimentaria, Universidad Politécnica de Valencia. Nutricionista y Epidemiólogo en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Guatemala; Gestor de Calidad en Industria de Alimentos.
ÍNDICE
33


































































































   33   34   35   36   37