Page 34 - edicion78
P. 34

 32
www.revistaindustriayalimentos.com
la última palabra
Las películas biopoliméricas provienen de cuatro fuentes: animal marino y microbiano.
MERCADOS
innovación. Es así como empieza a surgir un
primera, las células se vuelven inestables por los pulsos. La segunda etapa, inicia un proceso de electroporación de la membrana celular que la hace más permeable produciendo una ruptura mecánica. Se recomienda utilizar esta tecnología en leches, huevos líquidos, zumos de frutas, concentrados de frutas, sopas y extractos de carne.
MATERIAL DE EMPAQUE: APLICACIÓN DE PELÍCULAS BIOPOLIMÉRICAS
Los empaques juegan un papel importante en la conservación de los alimentos. Durante muchos años los envases se han producido a partir de plásticos sintéticos derivados del petróleo, reforzados con vidrio y  bras de carbón. En los últimos años ha crecido la preocupación por la contaminación ambiental por lo que la industria busca la forma de eliminar los materiales plásticos derivados del petróleo, lo que exige
gran interés en otros materiales, entre ellos las películas biopoliméricas. Las películas biopoliméricas
provienen de cuatro fuentes: animal (colágeno/gelatina), marino (quitina/quitosan), agrícola (lípidos, grasas e hidrocoloides/proteínas y polisacáridos) y microbiano (ácido poliláctico y polihidroxialcanoatos) reforzados con materiales de  bras naturales como lino, yute, cáñamo y otras fuentes de celulosa. Las películas biopoliméricas son envases activos, es decir, que tienen una interacción positiva entre el envase, el alimento y el medioambiente, permitiendo la extensión de la vida útil del producto, mejorando la seguridad y las propiedades sensoriales del alimento. Los principios de los envases activos se basan en las propiedades intrínsecas propias del polímero.
Una de las principales ventajas de utilizar este tipo de empaque es que permite una respiración lenta pero
controlada por parte del producto, reduciendo la absorción de oxígeno dentro del empaque, por lo que
se considera una barrera selectiva a los gases dióxido de carbono y el vapor de agua. La atmósfera que
se crea en el empaque puede ser una atmósfera modi cada regulando el proceso de maduración y extendiedo la vida útil del alimento. El quitosano es un bipolímero que se obtiene por la desacetilación de la quitina, segundo polisacárido más abundante en la naturaleza. Este biopolímero tiene la capacidad de formar películas hidrofílicas, las cuales son claras, fuertes,  exibles y no permeables
al oxígeno. Por otro lado,
se encuentra la celulosa, el cual es el biopolímero más abundante, comúnmente más utilizado como carboximeticelulosa, metilcelulosa e


















































































   32   33   34   35   36