Page 36 - REVISTA INDUSTRIA Y ALIMENTOS 80
P. 36

34
www.revistaindustriayalimentos.com
INVESTIGACIÓN
   sectores
  Modificación genética en arroz para tener más hierro y zinc
Un equipo de investigadores del Instituto de Biología Molecular de Plantas en ETH Zurich ha modificado genéticamente una de las variedades de arroz cultivadas más comúnmente. La variedad genéticamente modificada es mejor para movilizar sus reservas celulares de zinc y hierro y depositarlas en la parte blanca del grano de arroz (conocido como endosperma). Esto significa que los micronutrientes
se transportan y se concentran allí. Para lograr este enriquecimiento, se incorporó una construcción genética que expresa una combinación de tres genes adicionales
en las plantas de arroz. Uno de estos genes facilita la movilización de hierro almacenado en las vacuolas de las plantas, otro codifica una proteína que almacena hierro Ferritina, y el tercero promueve la absorción eficiente de hierro y zinc por las raíces. Al hacer esto, los investigadores pudieron desarrollar líneas de arroz con aumentos de hierro equivalentes a más del 90% del contenido recomendado de hierro y hasta el 170% del contenido recomendado de zinc en los granos de arroz. Estas plantas se han probado en el laboratorio y en condiciones de invernadero, y se probarán en experimentos de campo en el futuro cercano. Se debe confirmar que las plantas retienen niveles similares de zinc y hierro en los granos bajo las condiciones del campo. Una vez hecho esto, se debe evaluar la biodisponibilidad de dichos nutrientes incrementados en los humanos.
Impacto de la congelación y enlatado en las propiedades nutricionales de albaricoques
Un estudio publicado en el Journal of Food Science examinó el efecto del enlatado comercial y la congelación en el contenido nutricional de albaricoques frescos. Los investigadores analizaron muestras inmediatamente después del procesamiento y después de tres meses
de almacenamiento comparando los resultados con albaricoques frescos de la misma fuente. Cuantificaron vitamina C, betacaroteno, fenoles totales y contenido de antioxidantes de ambos. Se encontró que, en comparación con los albaricoques frescos, los enlatados inicialmente mostraron niveles similares de antioxidantes, un 17% más de betacaroteno y un 48% más de fenoles, mientras que
la vitamina C se redujo en un 37%. Después de tres meses de almacenamiento, los niveles de antioxidantes fueron un 47% más altos que en el producto fresco. La vitamina C no cambió significativamente después del almacenamiento y el betacaroteno disminuyó en un 15%. La fruta enlatada en almíbar ligero no tenía niveles más altos de sólidos
solubles totales, lo que indica que no hubo aumento en el contenido de azúcar en la fruta. Los albaricoques congelados exhibieron grandes aumentos en antioxidantes (529%), betacaroteno (35%), vitamina C (3,370%) y fenoles (406%) en comparación con los albaricoques frescos. Después de tres meses de almacenamiento, los albaricoques congelados disminuyeron en vitamina C (29%) y fenoles (17%), pero permanecieron un 2,375% y un 318% más altos que los frescos, respectivamente. El betacaroteno aumentó durante el almacenamiento, alcanzando niveles un 56% más altos que los frescos, mientras que la actividad antioxidante no se modificó. Los investigadores concluyeron que los nutrientes clave en los albaricoques enlatados y congelados se retienen o se amplifican en el procesamiento, a excepción de la vitamina C en los albaricoques enlatados. Notaron que
la adición rutinaria de ácido cítrico y ascórbico a la fruta antes de la congelación resultó en antioxidantes, vitamina
C y fenoles significativamente más altos. Con el estudio se concluye entonces que los consumidores que consumen albaricoques enlatados o congelados pueden confiar en un contenido nutricional similar o superior en comparación con los albaricoques frescos.
El consumo de chocolate negro puede mejorar temporalmente la visión
Un estudio publicado en JAMA Ophthalmology sugiere
que consumir una pequeña cantidad de chocolate negro puede mejorar temporalmente la calidad de la visión. Los investigadores contaron con 30 adultos sanos, con una
edad promedio de 26 años, y consumieron una barra de Chocolate negro de cacao del 72% de Trader Joe’s de 1,5
oz o una barra de chocolate con leche de arroz crujiente Trader Joe’s de tamaño similar. Las etiquetas se quitaron de cada barra para que los participantes no supieran qué tipo
de chocolate estaban comiendo. Dos horas después del consumo, los investigadores hicieron que cada participante
se sometiera a una prueba de visión usando gráficos oculares estándar basados en letras. Los investigadores encontraron que, en comparación con las personas que habían comido la barra de chocolate con leche, aquellos que habían comido chocolate negro mostraron “pequeñas mejoras en la agudeza visual y el contraste de letras grandes” en la prueba de la vista. El cambio observado en la visión fue pequeño, pero significativo. Los investigadores postulan que los flavonoides antioxidantes en el chocolate negro podrían ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a la retina, las vías visuales o
la corteza cerebral del cerebro. Sin embargo, los autores del estudio enfatizaron que es demasiado pronto para que
Presentamos el resumen de cuatro interesantes trabajos de investigación
 










































































   34   35   36   37   38