Page 23 - edicion75
P. 23

Síguenos revistaIndustriayalimentos
Lecturas de presión de succión y descarga,  ujo, velocidad de pérdida de sello, temperatura de cojinetes, niveles de ruido y vibración, entre otros, proveen información útil sobre el desempeño de una bomba.
ABRIL-JUNIO 2017
Toda la información posible debe registrarse una
vez el sistema se ha estabilizado y está funcionando adecuadamente. Lecturas de presión de succión y descarga,  ujo indicado – si posible, velocidad de pérdida de sello, temperatura de cojinetes, niveles de ruido y vibración, entre otros, proveen información útil sobre el desempeño de
una bomba en el sistema. Aunque no siempre toda esta información se puede medir, al lograr un buen nivel de familiarización con la unidad, muchos cambios versus las condiciones normales pueden detectarse a menudo con la vista, el oído o el tacto.
Desde el principio, el personal operativo debe estar consciente que cualquier cambio en el sistema, incluyendo cambios en el  uido siendo bombeado, puede tener un efecto en el funcionamiento de la bomba. Por ello es recomendable también registrar la temperatura del  uido, viscosidad, concentración del líquido, porcentaje de sólidos y otras propiedades.
Un procedimiento adecuado de mantenimiento debe empezar con una carpeta o archivo para cada bomba,
la cual debe incluir toda la información pertinente antes discutida relacionada con la bomba, el  uido bombeado y
el sistema. Registros completos de mantenimiento y costos
de reparación, junto con datos de las horas de operación
de la unidad deben mantenerse. Además, se debe incluir información completa de identi cación de la bomba: tamaño, tipo, velocidad de operación, fabricante, número de serie
y materiales de construcción, entre otros. También pueden ser importantes y útiles comentarios y fotos de problemas especí cos que se vayan presentando.
PROGRAMACIÓN Y ACTIVIDADES DE MANTENIMIENTO
Para asegurar el correcto funcionamiento de una bomba y optimizar su vida útil son necesarias distintas actividades de mantenimiento, las cuales deben incluirse en el programa y plan correspondiente.
La frecuencia de mantenimiento no es la misma para todas las bombas, sino que varía con las condiciones del servicio. Una bomba que maneje líquidos limpios, no corrosivos,
Una inspección periódica resulta económica en comparación con las apagadas forzosas debidas a daños o
fallas de las diferentes partes de la bomba. Las inspecciones de la bomba deben hacerse bimestral o anualmente, según la clase de servicio; mientras más pesado sea el servicio más frecuentemente debe ser la inspección. La inspección debe ser completa y debe incluir un chequeo cuidadoso de las tolerancias entre las partes giratorias y las estacionarias, así como el estado en que se encuentran todas las partes expuestas a roce o a daños causados por arenisca y/o corrosión.
El mantenimiento programado se puede dividir en dos categorías principales: Mantenimiento preventivo y Mantenimiento predictivo. Ambos sistemas están basados en revisiones periódicas programadas a los equipos pero se
ÍNDICE
21
requiere mucho menos mantenimiento que una bomba del mismo tamaño y tipo que tenga que manejar líquidos corrosivos, viscosos o granulosos.


































































































   21   22   23   24   25