Page 24 - edicion75
P. 24

la última palabra
TECNOLOGÍA
22
www.revistaindustriayalimentos.com
diferencian fundamentalmente en los medios que se utilizan para las revisiones y en las frecuencias de éstas. Mientras el mantenimiento preventivo elabora una orden de trabajo para que una bomba hidráulica se saque de servicio, se desacople, se desarme, se examinen rodamientos, el eje, el impulsor,
los anillos de desgaste, la carcaza, el acople, etc., como una revisión anual; el mantenimiento predictivo saca una orden bimestral ordenando observar la bomba en operaciones normales, comprobar la temperatura de los rodamientos, tanto en la bomba como en el motor, hacer un análisis de vibraciones en cada apoyo de los elementos en rotación
(de este análisis se obtiene el estado de los rodamientos, el alineamiento del eje, el posible desbalanceo del impulsor debido a desgastes internos, posibles torceduras en el eje de la bomba ), observar el desempeño de la bomba con respecto a la curva de rendimiento y caballaje, y observar si existen posibles fugas. Para ello se saca la bomba de servicio media hora, se drena y se hace la medición con
un equipo ultrasonido, pudiéndose reanudar la operación inmediatamente.
Del análisis de las revisiones efectuadas se toma la decisión, si es el caso, de programar una reparación del equipo, la cual incluiría el posible cambio de las partes que el análisis haya mostrado como defectuosas. En el mantenimiento preventivo es frecuente que en la misma revisión se tome la decisión de cambiar estos elementos y no sea necesario programar una posterior reparación. Los dos métodos tienen sus ventajas
y desventajas. En general, las actividades macro que deben ser parte de un Programa de Mantenimiento de bombas incluyen:
Inspección Diaria: Posiblemente la inspección diaria o, en áreas críticas hasta cada hora, es la más importante. El personal a cargo debe observar: 1) lectura de presión e indicador de  ujo, 2) Velocidad del sello de fugas, 3) cambios en el sonido de operación y 4) cambio en temperatura de cojinetes.
Inspección Mínima: Normalmente una inspección mínima se hace cada 3 a 6 meses. Esta inspección incluye: 1) Chequeo de sellos mecánicos y conjunto de carcaza, 2) Chequeo de lubricación de cojinetes.
Inspección Anual: Incluye los chequeos de la inspección mínima más 1) Chequeo de desgaste de la manga del eje, 2) Remoción de empaques/sellos para inspección, 3) Chequeo de cojinetes, 4) Enjuague y limpieza interna, drenaje y sello
de tuberías de agua y otras tuberías, 5) Chequeo de desgaste de anillos (o diámetro de alojamiento) y luz diametral del buje del rotor o impeler.
Overhaul: Este servicio mayor debe realizarse periódicamente. La frecuencia adecuada depende de varios factores: 1) Tipo de servicio o uso para el cual
la bomba fue diseñada, 2) Diseño básico de la bomba,
3) Fluido que se está bombeando, 4) Materiales de construcción, 5) Número de arranques y paradas y 6) Período típico de operación. Algunos usos severos pueden requerir overhauls mensuales, mientras que otros usos menos demandantes pueden espaciar este mantenimiento hasta 4 o 5 años.
Quizás con excepción de las inspecciones diarias, en todas
las demás intervenciones descritas se deben registrar laAsutomatización Ro
Industria Alimentar
Como parte del Programa de Mantenimiento se debe desarrollar un plan de contingencia para enfrentar e cientemente los hallazgos de las inspecciones y las fallas o paros del equipo. Para empezar, debe mantenerse a mano un inventario adecuado de repuestos básicos, dependiendo de la extensión en la cual la operación
se pueda permitir arriesgar un paro. El mínimo de requerimientos para el mantenimiento de una bomba debe incluir los siguientes partes: 1) anillos de desgaste (si aplica), 2) manga o camisa del eje, 3) kit de sellos mecánicos o conjunto de carcaza (incluyendo empaques en ambos casos). Para los requerimientos promedio, los siguientes componentes adicionales deben considerarse:
1) rotor o impeler, 2) tornillo del rotor, 3) eje, 4) set de cojinetes.
Cuando la operación no puede interrumpirse, es aconsejable contar con una bomba completa de repuesto (o posiblemente hasta en una línea de bypass). Esto porque no es razonable esperar una reparación de la noche a la mañana. El grado de riesgo que se quiere correr en los tiempos muertos o paradas debe ser de nido y resuelto por el usuario o responsable. Si un número
de unidades idénticas están instaladas, el inventario de repuestos y/o unidades debe estimarse en una razón de 1 a 3 o 1 a 4 o aún mayor, dependiendo de la operación.
actividades realizadas, hallazgos y resultados observados en el archivo o  cha de mantenimiento de cada bomba.
PLAN DE CONTINGENCIA
Tabla No. 1: Bene c


































































































   22   23   24   25   26