Page 34 - edicion79
P. 34

 32
www.revistaindustriayalimentos.com
la última palabra
Una de las tendencias para resolver el problema del desperdicio alimentario está en el desarrollo de nuevas tecnologías de empaque, incluyendo los envases activos
MERCADOS
producto, falta de compresión de la información en el etiquetado, confusión entre la fecha de producción y caducidad y el corto tiempo de la vida útil de los productos. En la Figura No.1 se
debe tener especial cuidado evitando que se rompa la cadena de frío en productos perecederos que requieren manejo
en condiciones de frío. Los desperdicios asociados a las fechas de caducidad también son frecuentes. Los productos desperdiciados en esta etapa pueden estar vencidos, mal etiquetados, mal envasados y con daños físicos o químicos sufridos durante el transporte o el almacenaje.
Los consumidores son el último eslabón de la cadena de suministros. Los distintos hábitos de consumo y la actitud del consumidor han conllevado a gran desperdicio alimentario. La mala plani cación y una gestión inadecuada en la compra de alimentos causan desperdicio en grandes cantidades. Muchos de estos desperdicios van ligados a la compra excesiva de
muestra el impacto de la pérdida y desperdicio de alimentos en la fase de consumo comparativamente vrs las fases anteriores.
El tipo de empaque de un alimento es de suma importancia
ya que este contribuye grandemente en el tiempo de vida útil que se le puede dar. Los desperdicios de alimentos envasados tienen un gran impacto ambiental ya que estos desperdicios están compuestos de fracciones orgánicas e inorgánicas. Una de las tendencias para resolver el problema del desperdicio alimentario está en el desarrollo de nuevas tecnologías de empaque, incluyendo los envases activos, capaces de extender la vida útil de los productos incluso el doble de tiempo
que el envasado convencional. La liberación de sustancias antimicrobianas, oxígeno o CO2 son algunos ejemplos de cómo
estos agentes incorporados al material de empaque se liberan al producto, manteniendo
su calidad e incrementando
su vida útil. El objetivo de los envases activos no es sólo incrementar la vida útil de producto, sino también tener resultados bene ciosos en la logística y distribución de los productos. Estos bene cios incluyen reducción del desperdicio de los materiales usados como materia prima, reducción de costos en el producto y mejoras en el manejo, entre otros.
CONSIDERACIONES FINALES
Según la FAO, por grupo de alimentos, se desperdicia el 55% de las frutas y verduras; el 40% de las raíces y tubérculos; el 24% de los cereales; el 20% de las legumbres; el 20% de productos cárnicos; el 20%
de productos lácteos y el 35% por pescados y mariscos. Las pérdidas y desperdicios de
















































































   32   33   34   35   36