Page 14 - edicion74
P. 14

PORTADA
12
www.revistaindustriayalimentos.com
La presencia de robots empieza a ser habitual en muchas otras fases del proceso de producción.
2. Otra solución robotizada que tiene un sistema de visión es el sexado de pescado, que detecta el pescado en una cinta transportadora e indica a la parte robotizada el lugar donde debe colocarse para la determinación del sexo del pescado, el cual se manipula con una garra mecánica. El objetivo del sexado de pescado es separar las hembras debido al valor de las huevas en el mercado, muy
superior al de la propia carne del pescado. El proceso, bastante habitual en la industria alimentaria pesquera, tiene dos de las características clásicas para pensar en
su automatización mediante robots: Por un lado, se realiza en ambientes fríos y húmedos indicados para la conservación del pescado pero hostiles para el trabajador, que invierte horas en el sexado sin casi moverse. Por otro lado, es una labor muy repetitiva y tediosa, que puede realizarse de forma mecánica y muy  able, con mayor velocidad y e cacia que de manera manual.
3. Sensores online: La incorporación de sensores y sistemas electrónicos basados en tecnologías como la electromagnética o en la utilización de ultrasonidos, permiten el desarrollo de sistemas automáticos de control de la calidad y seguridad de los alimentos. Traducido a la práctica se puede hablar ya de la utilización de aplicaciones robotizadas basadas en ultrasonidos para la detección de aire en masas batidas o del uso de la tecnología infrarroja para el control
en planta de la e ciencia de extracción de aceite de oliva. Las principales ventajas de todos estos sensores o sistemas frente a los sistemas de medida convencional son su baja inversión, la reducción del tiempo de medida y su sencilla incorporación en la cadena de producción. 4. Detectores de metales y sistemas de rayos X: La identi cación de cuerpos extraños en los alimentos resulta muy importante para garantizar su calidad e inocuidad. Los cuerpos extraños pueden ser de muy diversa naturaleza: objetos metálicos, plásticos, insectos, pelos, plumas, madera, espinas, etc., y la incorporación en robots de tecnologías maduras para la detección de estos cuerpos como detectores de metales o sistemas de rayos X son ya soluciones en pleno uso.
LAS PRIMERAS APLICACIONES
Las primeras aplicaciones de robótica y automatización en el sector de alimentos y bebidas se han dado en las etapas de carga y descarga, envasado, empacado y paletizado. Aunque hoy en día casi el 50% de los robots que operan en las plantas de alimentos y bebidas lo hacen en la etapa
de envasado-empacado, las principales
aplicaciones de la robótica y otros procesos de automatización en la industria alimentaria están aún
por desarrollar. Más recientemente se ha visto un auge en la automatización de equipos dedicados a otras partes del proceso y en aplicaciones especí cas como el eviscerado
o el corte de cárnicos quesos, porcionado de pizzas, decoración de pasteles, trabajos en entornos refrigerados o congelados, el control de etiquetado correcto o de la posición del tapón en botellas. La necesidad o el deseo de eliminar la mano de obra para reducir contacto y con ello posibles contagios alimenticios, así como la intención de proteger al trabajador de enfermedades producidas por entornos de trabajo adversos, movimientos repetitivos y en general para reducir riesgos del trabajador, han hecho que la industria busque opciones de automatización robótica para otras etapas del proceso.
APLICACIONES ACTUALES DE LA ROBÓTICA EN LA INDUSTRIA
Como se dijo anteriormente, los campos de aplicación
de la robótica en la industria alimentaria son muchos y
su potencial de crecimiento es inmenso a medida que la tecnología avance y pueda ir aportando nuevas soluciones. Aunque en la actualidad la principal aplicación de la robótica en la industria alimentaria es el transporte y almacenaje de empaques o paquetes terminados -lo que con rma el potencial y el largo camino por recorrer en este ámbito-, la presencia de robots empieza a ser habitual en muchas otras fases del proceso de producción. En el sector de bebidas, los robots están siendo utilizados cada vez más en los sistemas de llenado. En el sector lácteo,
los robots pueden trabajar a lo largo de toda la cadena de producción, incluida la etapa inicial de ordeño. En el sector cárnico, los robots posibilitan una mayor higiene, una mejor consistencia de operación, productividad, posibilidad de reducir la temperatura de las plantas de procesado, etc.
Adicionalmente, la ventaja que ofrece la robótica en el aspecto de la higiene es especialmente interesante en ciertos sectores como el manejo directo de la carne fresca sin envasar, muy susceptible de contaminación microbiana. En el sector pesquero existen ya, por ejemplo, aplicaciones robóticas para sexar pescado, para la apertura automática de mejillones que permiten triplicar la capacidad de producción o soluciones que combinan el procesamiento y empaquetado de pescado y camarones en un solo sistema compacto asistido por robots.


































































































   12   13   14   15   16