Page 15 - edicion74
P. 15

Síguenos revistaIndustriayalimentos
ENERO-MARZO 2017
La línea de empaque. Una de las áreas o etapas del
proceso más favorecidas por el proceso de automatización y la introducción de robótica es la de empaque. Tradicionalmente esta etapa requiere más mano de obra
y con mayor riesgo que otras. Los avances en robótica
han supuesto no sólo un aumento de la producción sino una disminución en los riesgos laborales de los empleados y la calidad e inocuidad de los productos. Sin embargo, surge la siguiente pregunta, ¿introducir robótica y automatización en el empaque signi ca que tiene que aumentar la capacidad productiva de la línea en otras etapas del proceso? La respuesta depende, pero en muchos casos es a rmativa, ya que si el empaque es más rápido que la producción pueden surgir tiempos de operación
de equipo desaprovechados. De allí el reto de evaluar una línea de producción y comprender qué partes tienen peor rendimiento y por tanto necesitarían una mejora, que en muchos casos puede involucrar equipos robóticos que aumenten el rendimiento al punto deseado.
El empaque es decisivo cuando de seguridad del producto y del comportamiento del consumidor se trata. Los nuevos diseños de empaque, los ciclos del producto cada vez más cortos y una mayor variedad de los mismos, plantean retos constantes a los productores de la industria alimenticia.
Las soluciones de automatización  exible e inteligente tienen un papel vital para hacer frente a estos desafíos de forma rápida y rentable. La robots altamente e cientes, especialmente los que cuentan con un sistema de visión, se han establecido desde hace tiempo junto a las máquinas de empacado con ajuste automático de formato, como pilar fundamental en la industria alimenticia.
Hoy en día, el empaque de alimentos corresponde a más del 40% de los costos de producción. Con un incremento constante en el costo de la mano de obra, ausencias constantes por enfermedades causadas por movimientos monótonos y alto costo para cumplir con las regulaciones de higiene, el empacado manual signi ca una taza de crecimiento permanente en el costo de toda la cadena
de producción. En este contexto, el uso de robots incrementa la productividad en casi todas las áreas de aplicación, reduce los costos y juega un papel fundamental en la competitividad del proceso. A nivel general, los Robots se encargan de la carga y descarga de máquinas empacadoras, encartonadoras, etiquetadoras, paletizadoras y acomodadoras, así como de incrementar inmediatamente la e ciencia del proceso.
Snacks y pani cación. Probablemente este sector de la industria de alimentos ha sido el más postrero en contar
con equipos robotizados. Los márgenes en estos productos son siempre más pequeños y la inversión necesaria para la adquisición de equipos robóticos ha supuesto demasiado para algunos procesadores. Sin embargo el avance de la tecnología y cierto abaratamiento debido a la competencia en el mercado supone que algunas operaciones puedan ya contar con equipos robóticos más avanzados, incluyendo equipos capaces de realizar el proceso de glaseado y decoración de un pan pastelillo. Este avance, junto con
los robots de visión ha abierto de nuevo este sector a
la tecnología. Pero estos no son los únicos factores. La expansión de la capacidad de producción de una planta muchas veces es lo que permite poder adquirir este tipo de equipos, pero las plantas más antiguas muchas veces no cuentan con espacio adicional para más equipos y por tanto en muchos casos los robots de “pick and place” (recolectar
y colocar) son una solución ideal para el ahorro de espacio. Este tipo de robots cuenta también con la ventaja de poder embolsar y empacar o almacenar productos mientras todavía están demasiado calientes para la mano humana, con lo que se reduce sustancialmente el tiempo de producción en la línea, permitiendo una mejora de e ciencia.
Trazabilidad. Los pasos del proceso que se realizan de forma manual aumentan el riesgo de pérdida de información relacionada con productos contaminados. La capacidad de seguimiento y trazabilidad mediante equipos automatizados y robotizados es mucho mayor y además, el posible contagio adicional del producto contaminado se reduce.
El proceso de trazabilidad es de los más importantes en
la actualidad y comienza con los proveedores. Empresas exitosas y comprometidas tienen un control completo sobre la trazabilidad de los insumos o alimentos que entran en sus plantas de procesado. Por ejemplo, a través de sistemas de códigos de barra y lote, una empresa puede ser capaz de identi car en todo momento de qué granja procede cada animal o materia prima que se va procesar, quien lo ha alimentado o cultivado y por qué manos ha pasado hasta llegar a la planta. Los robots y sistemas automatizados permiten una trazabilidad del producto casi completa y además permite identi car exactamente a qué lugar fue destinado un determinado producto. Este nivel de visibilidad permite el retiro y puesta en cuarentena o destrucción completa de un producto en un rango de tiempo crucial. Este tiempo reducido puede no sólo permitir que el producto no contamine a otros sino también prevenir en ocasiones
ÍNDICE
13


































































































   13   14   15   16   17